Agradecimientos.

Escribir un libro era una promesa que le hice a una persona cuando éramos niñas. Hoy puedo decir, que a pesar de las muchas dificultades que he tenido para realizar este proyecto imperfecto, mi promesa pasa a ser una meta cumplida. En aquel entonces no hubiera podido imaginar, que lo haría a través de la red. Esto no hubiera sido posible sin todas vuestras visitas, por eso, las dedicaciones se refieren a todos y cada uno de los que a lo largo de estos años, me hicisteis sentir más acompañada en mi soledad. Profundas gracias a los ojos que me leen hoy, ayer y siempre.

martes, febrero 7

Dijins Di. 1.

CAPITULO 1



 Entre tanto el tiempo se pasa, y  las horas navegan… Horas que se agarran al    batir de  unas alas…
 Desconocidas alondras  iluminan  las paredes de una  cueva…

 Tan solo con la tenue luz de unas velas…Luz que se compuso, en mi alma…

 Despacio, muy despacio... enlazo mi espectro, a la interfaz de tus sistemas…
 Siento  la sensación, de la que crece oculta, a mi alma  que  esconde… lo que todavía no alcanzo a  comprender.

 Presiento  aire, lleno de fuego, tierra, hielo, y  dolor mezclado con sonrisas…Contenido  en el dijin  que representara  mi vida hasta mi último aliento…

 En esas indefinidas horas, en esos inacabables  días y largos  años. Olvidado del amor.   He permanecido inamovible,  durante siglos y siglos, bajo el influjo de una necesidad,  una delirante idea...que condena mi ser a su fin.

¿Cómo puede un dijin formar parte del cielo?, ¿Cómo se debe de hacer?
A pesar de ir en contra de todos mis ancestros, de los míos. Me debato en esas preguntas.
Si  el yo, un dijin,  pertenece  a una naturaleza  diferente,  y mi fuerza reside en la noche, y soy de ella.
Y en la luz  muero y me desvanezco… no tengo ratos vacíos, ni momentos llenos. No siento nada.

Por respuestas logro mientras continúo existiendo. Entre tanto y tanto, entre la nada o el todo, perdiendo mi mirada en algún remoto paisaje... gradualmente te voy componiendo, cubro mi necesidad y te voy  inventando…insisto en que tú existas. Te espero, observando las razones y formas de la vida animal.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.